Proyecto “galerías de agua” resultó ganador del concurso de diseño de las futuras estaciones de metro

> La iniciativa, realizada por dos alumnas de la Universidad del Desarrollo, fue premiada en el “Concurso Nacional de Ideas para Estudiantes de Arquitectura”, que organizó la CChC junto al Colegio de Arquitectos y el municipio penquista.

> El jurado, encabezado por el Premio Nacional de Arquitectura, Juan Sabbagh, destacó la gran calidad de los trabajos que se presentaron al certamen.

Concepción, 10 de diciembre de 2020

El “Concurso Nacional de Ideas para Estudiantes de Arquitectura” que desarrolló la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Sede Concepción, con el patrocinio del Colegio de Arquitectos y el municipio penquista dio a conocer a sus ganadores, donde el primer lugar lo obtuvo el proyecto “Galerías de Agua” de las alumnas de la Universidad del Desarrollo (UDD), Bárbara Alfaro y Valentina Recabal.

El certamen tenía como objetivo incentivar, entre los futuros arquitectos, el diseño de una de las siete estaciones de la propuesta del trayecto del futuro metro, que se extiende por 5 kilómetros desde la Plaza España hasta la Universidad del Bío-Bío.  

En la ceremonia de premiación se distinguieron a los tres primeros lugares que sobresalieron entre los 14 trabajos participantes.

El segundo puesto recayó en los estudiantes Esteban Elizalde y Sebastián Zapata, de la UDD, con el diseño de la Estación Parque Bío Bío, emplazada en la universidad del mismo nombre. Mientras, el tercer lugar fue para Julio Moncada y William Caicedo, también de la UDD con la estación Raíz, emplazada en el sector de la Universidad de Concepción.

Alumnos galardonados (1er. 2o y 3er lugar)

Helen Martin, presidenta local de la CChC, destacó el proceso riguroso que acompañó al concurso e hizo un llamado a no olvidar los temas importantes de ciudad, como el desarrollo de un metro para el Gran Concepción. “Esta es una iniciativa que lanzamos el año pasado, cuyos resultados queremos destacar. Hemos visto mucho talento en estos jóvenes futuros arquitectos y arquitectas, quienes fueron capaces de soñar con las estaciones de nuestro metro. Este es un proyecto que, no obstante, las urgencias, debemos seguir impulsando con visión de largo plazo”.

Alumnas ganadoras junto a Helen Martin

En tanto, el presidente del jurado y premio nacional de Arquitectura 2002, Juan Sabbagh, destacó el nivel de las propuestas presentadas y la convocatoria del concurso. Señaló que ello demuestra el interés de los estudiantes por proyectar espacios públicos de una urbe.

“El diseñar equipamientos o espacios públicos tiene que ver con desarrollar mejores ciudades, que es una de las grandes falencias de Chile, pues hay poco interés en lo público. Entonces, si queremos un país desarrollado y próspero es fundamental tener espacios públicos de calidad”, destacó el arquitecto.

Sabbagh añadió que lo sorprendió gratamente el buen nivel de arquitectura de las iniciativas concursantes, lo cual admitió hizo más difícil la definición de los ganadores.

Respecto del proyecto ganador, señala que resolvió muy bien la idea de incorporar la estación a un centro urbano consolidado. “Fue una propuesta con una intervención sutil en ese espacio, donde además usan el agua como un elemento definitorio, acercándola a la estación. Es una propuesta bien lograda e interesante”.

ESTACIÓN ANGOL

El diseño que se llevó el primer lugar se basó en la estación Angol, la primera parada que tendría el metro de la ciudad.      

Bárbara Alfaro, una de las estudiantes que dio origen a esta propuesta, comenta que la idea principal fue entregarle una identidad al lugar. “Analizamos el área y decidimos peatonalizar parte de ella para dotar de un espacio público a la comunidad, el que no existía”.

Otra de las estrategias fue continuar con la trama de galerías que caracteriza a Concepción, por lo que incorporaron a la mesanina una nueva galería, a través del subterráneo.

Según Alfaro, el agua es un elemento que privilegiaron, ya que también es identificatorio de la ciudad. Por ello, proyectaron una cascada que bajaría hasta el andén, aprovechando las aguas lluvias de la zona.

Valentina Recabal, la otra alumna que elaboró el diseño, señala que el planteamiento de la propuesta se sustenta en que el agua acompañaría todo el trayecto a través de aberturas y canalización formando espejos o especie de piletas.

Definieron el acceso a la estación del metro por la calle Leonor Mascayano, que fue la arteria que transformaron en peatonal.

Por su parte, Miguel Ángel Ruiz-Tagle, arquitecto y director del concurso, afirmó que el diseño cumple con las condicionantes de una buena intervención a nivel de calle. “Era importante cómo éste impactaba al sector y cómo se baja desde la ciudad a nivel de mesanina”.

Agregó que el concurso buscaba iniciativas que integraran, de forma armónica, los conceptos de funcionalidad, espacialidad y emplazamiento.