Compartir

Participación y proyecto colectivo de ciudad

A la postre, el gran desafío ha de ser conformar entonces una gestión en red lo suficientemente participativa y diversa, aunando intereses colectivos en pos de construir una ciudad más integralmente desarrollada e inclusiva.

Ariel Yévenes Subiabre
Asesor Centro de Estudios Corbiobío
Académico UBB

En el escenario del desarrollo contemporáneo las ciudades se constituyen como espacios privilegiados para el desarrollo de la asociatividad y la gestación de proyectos que puedan desenvolverse en función del incremento de la colaboración entre actores. En efecto, al concebirse la ciudad como un espacio donde interactúan una diversidad de actores emerge la importancia de gestar procesos colectivos donde se pongan de manifiesto aquellos elementos que nos unen en torno a la ciudad como entidad integrada.

Bajo esta perspectiva, el concepto Conce es Conce se visualiza como una instancia que busca configurar la ciudad como un espacio en el cual el conocimiento y las impresiones colectivas presentes en el territorio pueden dar forma y dar curso al emprendimiento de un proceso innovador de desarrollo urbano tan integral como distintivo para Concepción, que lo posicione desde su singularidad, sobre la base de aquellas características que hagan inimitable la experiencia de habitar nuestro territorio.

En este sentido, surge entonces la importancia de reconocer desde la base de los propios actores los elementos constitutivos de aquello que se vive en el territorio y que se transforma en elementos de una cultura estratégicamente rica, entendiendo ello como ese conjunto fuerte de convicciones, compartidas apasionadamente por los distintos actores del territorio, que les distingue de sus símiles y que pasarán a constituirse en aquellos factores críticos de trasfondo de los proyectos de desarrollo que se emprendan en la ciudad.

A partir de esto, el desafío clave para la iniciativa Conce es Conce parece ser el lograr fortalecer el componente colectivo de una iniciativa innovadora, que busca dar una configuración singular al desarrollo de la ciudad, lo que ha de hacerse sobre la base del incremento de la participación de una gran diversidad de actores, de manera tal que el proyecto colectivo logre interpretar al territorio y generar respuestas estratégicas distintivas, aun cuando los desafíos que enfrente la ciudad aparentemente puedan parecer similares a los de otras ciudades. Ello, pues la clave es desarrollar un camino propio, distintivo para nuestra ciudad.  

De acuerdo a ello es importante entonces poner en primer lugar el que el proyecto emerja de un proceso de interacción social entre actores diversos que, al moldearse y consolidarse, permita construir primero una instancia que aglutine en un espacio común a los distintos actores, de manera tal que sea más una expresión colectiva integrada, más que una mera adición de iniciativas e impresiones individuales.

A la postre, el gran desafío ha de ser conformar entonces una gestión en red lo suficientemente participativa y diversa, aunando intereses colectivos en pos de construir una ciudad más integralmente desarrollada e inclusiva, lo que demanda de incrementar consecuencialmente los esfuerzos de coordinación para superar la desarticulación de actores que, a pesar de las iniciativas, todavía nos caracteriza.

Compartir

Voces de conce

Carlos Maturana: “Creo que hay una oportunidad interesante de generar liderazgos que, tal vez, nos permitan avanzar más rápido en los procesos de regionalización”

Diseñan un mapa georreferenciado de campamentos y sitios fiscales en las provincias de Arauco y Concepción

Iván Poduje: “El Plan Regulador se necesita, porque la gente debe tener certeza de qué pasa en su barrio, pero se requieren herramientas complementarias”

Ordenar, crecer y equilibrar

Plan regulador comunal de concepción: obsolescencia y anuencia

Participación y proyecto colectivo de ciudad