Compartir

Iván Poduje: “El Plan Regulador se necesita, porque la gente debe tener certeza de qué pasa en su barrio, pero se requieren herramientas complementarias”

Publicado el 16/03/2021

A días de haberse cumplido un año desde que llegó la pandemia a Chile, el urbanista y socio de de la consultora ATISBA ofrece un diagnóstico práctico en materia de vivienda y planificación urbana, con varios sentidos de urgencia a lo largo de su relato, y con recomendaciones sobre las lecciones que el Gran Concepción debe aprender.

– Hace poco cumplimos un año conviviendo con la pandemia en Chile, ¿qué problemas han surgido desde la mirada urbanística en esta materia y cómo cree que podemos solucionarlos?

Para mí los temas y grandes prioridades que se han levantado con la pandemia son tres. Primero, la falta de la vivienda, el hacinamiento que se hizo crítico, más grave de lo que creíamos y, por otra parte, que, producto de lo anterior, en muchas ciudades empezaron a proliferar los arriendos informales en los campamentos. Segundo, la falta de lugares de esparcimiento que, además, no están distribuidos equitativamente en las ciudades y, tercero, la forma en que aumentó el parque automotriz.

Nuestra primera obligación es alinearnos con esas prioridades y proponer medidas para resolverlas: Para tener viviendas más amplias, construirlas más rápido, aumentar la calidad y cantidad de los espacios públicos que los proyectos tienen y mejorar los que ya existen, ver de qué forma resolveremos la movilidad en ciudades donde, además de más autos, existirá más aversión al transporte público, porque el contagio va a seguir presente por varios años.

“Lo que se requiere hoy día, desde nuestra vereda, es que los proyectos sean más innovadores, que piensen cómo van a resolver las controversias”

-Uno de los temas más urgentes es el de la falta de vivienda. ¿Cómo compatibilizar esa necesidad con la resistencia de ciertas comunidades a la construcción en sus sectores?

Precisamente ahí está el foco del problema. Lo primero es abandonar las posiciones extremas de ambos lados. En este sentido, lo que se requiere hoy día, desde nuestra vereda, es que los proyectos sean más innovadores, que piensen cómo van a resolver estas controversias.

Respecto al Plan Regulador creo que, ciertamente, hay que tratar de avanzar más rápido, pero es difícil pensar que va a ser así, porque son muy conflictivos. Veamos cómo, con las normas existentes, podemos avanzar hoy en un plan de vivienda de clase media, potente, agresivo y que deje proyectos notables, valorados por los vecinos.

-Dadas las dificultades y tiempos que toma cualquier modificación o cambio de un Plan Regulador, ¿sigue siendo éste una herramienta eficiente para la panificación de las ciudades?

El Plan Regulador es un plan de normas urbanísticas, que regula lo que otros hacen. Las ciudades del mundo más desarrolladas, tienen un plan normativo y un plan de inversión, y la suma de esos dos es un plan estratégico. Lo que nos falta a nosotros es tener un plan de inversión, donde estén ordenadas las inversiones que va a hacer el Estado- ministerios y municipios- en infraestructura, en espacio de uso público, en vivienda pública y que esas inversiones conversen con la norma urbanística. Eso es lo deseable. Si tú tienes esa herramienta, puedes tener más control o decisión sobre cómo va a ser la ciudad del futuro. Algo de ello se hizo en Concepción con Ribera Norte, que tenía un Plan Maestro que consideraba la construcción de la Costanera, el futuro teatro y un parque, los que se hicieron después.

Con esa herramienta, más orientada a la gestión, a la transformación del territorio, tú puedes avanzar más que con el regulador. El Plan Regulador se necesita, porque la gente debe tener certeza de qué pasa en su barrio, pero se requieren herramientas complementarias.

“Lo que ayudó en Santiago a sostener el crecimiento y cuando se dejó dehacer, lo agravó, fue la infraestructura de transporte”

CRECIENDO DE MANERA ARMÓNICA

-¿Qué debiésemos hacer para crecer, pero sin repetir los errores de Santiago?

Lo primero es que el Biotren se transforme en un sistema de metro que pueda llegar al centro y reducir así el uso del auto y acortar tiempos de viaje. Lo segundo, es acelerar proyectos estratégicos, como la vía Pie de Monte, el Puente Industrial, terminar el Puente Chacabuco. Lo que ayudó en Santiago a sostener el crecimiento y cuando se dejó de hacer, lo agravó, fue la infraestructura de transporte.

Otra sugerencia es ver cuáles son los sectores que se van a desarrollar y no poner todas las fichas en uno solo, que fue lo que pasó con la parte sur de Santiago y que a Concepcion le está ocurriendo con la conurbación San Pedro de la Paz- Coronel. Se requieren polos alternativos que permitan diversificar los frentes de crecimiento del Gran Concepción.

Finalmente, deben aprovechar más un atributo que tiene esta zona y que es todo el entorno natural, con la presencia de los bosques, cuidando el tema de los incendios, y las lagunas”.

“Se requieren polos alternativos que permitan diversificar los frentes de crecimiento del Gran Concepción”

Compartir

Voces de conce

¡Teletón Concepción cumplió 40 años!

Carlos Maturana: “Creo que hay una oportunidad interesante de generar liderazgos que, tal vez, nos permitan avanzar más rápido en los procesos de regionalización”

Diseñan un mapa georreferenciado de campamentos y sitios fiscales en las provincias de Arauco y Concepción

Iván Poduje: “El Plan Regulador se necesita, porque la gente debe tener certeza de qué pasa en su barrio, pero se requieren herramientas complementarias”

Ordenar, crecer y equilibrar

Plan regulador comunal de concepción: obsolescencia y anuencia