Compartir

Gran Concepción inteligente: Comunicación y trabajo coordinado entre los actores relevantes son claves para hacer esto una realidad

¿Es posible transformar a nuestra provincia en un territorio inteligente? ¿Existen las condiciones necesarias para aquello? Y, si es así, ¿Qué es lo que falta para dar este salto?

Luis García Santander y Herman Durán Urra, ambos expertos de la Universidad de Concepción, creen que tenemos todo para lograrlo.

Ciudades que posicionan a las personas en el centro de su desarrollo. Que incorporan a las tecnologías de la información y comunicación en la gestión pública y urbana. Que usan estas herramientas para estimular la formación de un gobierno eficiente, y que incluye procesos de participación y de planificación colaborativa. Ese es, en gran parte, el objetivo de las llamadas ciudades inteligentes o ‘smart cities’, que abarcan dimensiones como la economía, transporte y comunicaciones, medio ambiente, calidad de vida y administración inteligentes o ‘smart government’, relacionado con la gestión y ordenamiento de los recursos públicos.

Pero ¿tiene el Gran Concepción las condiciones necesarias para transformarse en un territorio inteligente? Nuestros entrevistados piensan que sí.

Luis García Santander, docente del departamento de Ingeniería Civil Eléctrica de la Universidad de Concepción y director ejecutivo del Congreso Bio Bío Energía, cree que el Concepción Metropolitano cuenta con elementos relevantes a su favor, pues posee centros universitarios y tecnológicos que permiten disponer de un capital humano con un alto conocimiento en tecnologías de última generación y con vínculos con centros de investigación internacionales para replicar condiciones a menor escala. A eso se suman la apertura y empoderamiento de la población, especialmente los más jóvenes, en temas como el cuidado medioambiental y el desarrollo de productos tecnológicos que aporten en este sentido. Y finalmente, se ven algunos proyectos incipientes, asociados, por ejemplo, a eficiencia energética, que hablan del interés de las autoridades.  

“Hoy hemos visto que en casi todos los sectores de Gran Concepción se han realizado cambios tecnológicos en el sistema de alumbrado público por luminarias LED. Esto da una señal de que las autoridades, si ven un beneficio económico (ahorro en el pago de energía, en este caso), pueden desarrollar proyectos tecnológicos que contribuyan a la comunidad”, precisa.

En el mismo sentido, Herman Durán Urra, Licenciado en Ciencia Política y Administrativas de la Universidad de Concepción y vicepresidente del Modelo De Las Naciones Unidas, Universidad De Concepción (MunUdeC), y quien trabajó en este tema como memoria de titulación, identifica tres factores que son claves y que están presentes en nuestra zona.

“En mi trabajo pude identificar lo que denominé el “Triángulo Smart”, que en su base tiene al capital social, en un segundo nivel le siguen las alianzas publico privadas (entre el gobierno local, empresas, universidades, centros de formación técnicas) y en su cúspide, tiene a un gobierno orientado a la innovación, elementos que están presentes en nuestra zona”, precisa.

No obstante lo anterior, hay cosas que faltan y que, de no ser abordadas, impedirán un paso rápido hacia entornos inteligentes.

Así lo precisa Herman: “En mi trabajo pude darme cuenta que, la causa de que no esté implementada una ciudad inteligente acá, es la falta de comunicación entre el gobierno local, las universidades, las empresas privadas y la sociedad civil, que no logran ver que todos apuntan a un mismo lado”.

Por su parte, Luis García Santander explica que en el territorio conviven diferentes comunidades, miradas y desafíos que buscan tener una mejor calidad de vida, y que falta disponer de la libertad para tomar decisiones políticas de manera local para generar inversiones en proyectos que apunten a ese objetivo.

Por ello, añade que, para avanzar, “debemos unir los esfuerzos de todos quienes conformamos el Gran Concepción: la propia comunidad, la academia en todos sus ámbitos desde la universidad hasta el jardín infantil, la empresa privada, aportando recursos al desarrollo que le entregue rentabilidad, pero con impacto positivo en la comunidad; y el Estado, que debe priorizar el desarrollo y el bien común de quienes viven y conviven en la ciudad que gobiernan. Si esos cuatro pilares se unen con una mirada en común, es solo cuestión de tiempo”.

Compartir

Noticias de conce

Gran Concepción: Reciclaje es una alternativa para reducir los residuos domiciliarios en vertederos y rellenos sanitarios

Cuidados en el hogar en tiempos de pandemia

Expertos evalúan posibles impactos por limitaciones de altura a construcciones en Concepción

Declaración por congelamiento de permisos

Candidatos a la Convención Constituyente expusieron sus ideas sobre derecho a la vivienda y desarrollo urbano

Gran Concepción inteligente: Comunicación y trabajo coordinado entre los actores relevantes son claves para hacer esto una realidad